Rey Lobo

La música de Rey Lobo tiene algo que, aunque pueda parecer de lo más habitual, no lo es tanto: buscadas melodías y empastadas dobles voces. Sencillo, pero en este caso bien resuelto. Además, le suma un plus novedoso, el de la electrónica, que convierte sus composiciones en una herencia de la canción de autor recibida por su padre y la mezcla con estructuras pop experimental. Víctor Miguel Hernández, su alter ego, es un joven de 25 años, murciano, curtido entre guitarras y clásicos de Cat Stevens, Bon Iver y Silvio Rodríguez. Su primer trabajo en solitario y autoeditado, Nonduermas, un conglomerado de los arrebatos de quien tiene veintipocos, la templanza de quien ostenta un bagaje cultural y la capacidad de atracción de quien tiene una voz peculiar.